Monday, December 4, 2006

Cuento: Cariñín o la cajera amable

Aragón Liberal (Enviado por: Iscar) , 04/12/06.-

El libro, Como Ganar Amigos, es tan actual como cuando se publicó en su día, la joven de nuestra história seguro practicaba sus consejos.


CARIÑIN


Es posible que sucediera de otra manera, pero leo una noticia. resaltada como rara, contándonos, cómo un octogenario dejó su fortuna al fallecer, a la joven cajera de un supermercado.El hecho de ser amable, llamar por su nombre a los clientes y sonreír tuvo esta inesperada recompensa para la joven cajera.

Hace años leí también otra noticia: Una persona mayor estaba triste y meditabunda sentada en un banco del parque próximo a su vivienda.Se le acercó un transeúnte y se interesó por su estado, ya que le veía muy triste, cabizbajo y meditabundo.Todo es muy simple le contestó, después de agradecerle sus palabras de si estaba bien, yo vivía en un pueblecito de Badajoz, allí conocía a todo el pueblo.Al quedarme viudo, mi hijo queriendo lo mejor para mí,me trajo a Madrid, aquí me encuentro sólo, mi hijo y mi nuera se van a trabajar cuando aún no me he levantado, no conozco a nadie , no conozco ni a mis vecinos de este inmueble que parece un enjambre con doce pisos y cinco viviendas en cada uno.En mi pueblo hablaba con todo el mundo y todos los días, nada era importante pero era reconfortante y enriquecedor.

Las dos historias tiene un denominador común : Nos falta comunicación.

Nunca habíamos tenido tantos medios para comunicarnos, y sien embargo, cuanto aislamiento tenemos.

No pretendo que esté colgado al móvil todo el día, en casa con Internet, GPS ni los últimos medios, sería suficiente intentar una mayor comunicación y empezando con los más cercanos.

Sí, empiece con su hijo, con su mujer, marido o pareja, y sobre todo con los abuelos, necesitan más el cariño y comunicación que el comer, llámelos por su nombre de pila.Por si no lo sabía, la palabra más importante es nuestro propio nombre, aunque no tengamos uno de novela rosa y nos hayan puesto el nombre del día.

Y por favor, mírenlos de frente y sonriendo al mismo tiempo.Después de esta experiencia estoy seguro de que se siente un poco mejor, y continúe con los compañeros de trabajo, con sus vecinos…y cuando suba al autobús, sonría también al conductor.

En un reciente cursillo de relaciones humanas, el experto nos comentó que al mismo tiempo que aplicábamos todas nuestras técnicas, fracasaríamos si no poníamos el ingrediente más importante al que llamó CARIÑIN.

Cariñín es saludar con amabilidad,sonrerir,escuchar, ayudar…pero todo con naturalidad, y que se note que sale de dentro.No se puede fingir porque se nota.

Estas fórmulas las vengo practicando desde hace mucho tiempo; cuesta mucho, nadie me ha dejado su fortuna al morir, pero os puedo asegurar que enriquece más que un saco de diamantes.

Con todo mi afecto y mejores deseos.

Iscar.

No comments: