Friday, June 8, 2007

Editorial de Aragón Liberal: las condiciones que Rajoy debe exigir a Zapatero


Aragón Liberal.- 8/06/07: Tras meses en los que la actitud de Zapatero respecto del PP, de la AVT y en general de todos los que osaran denunciar su proceso de rendición ha oscilado entre lo insultante y lo policíaco el presidente exige ahora "apoyo sin condiciones" ante la nueva situación creada por el comunicado etarra.



Como ha quedado sobradamente demostrado por los meticulosos informes de verificación del alto el fuego que el Profesor Mikel Buesa, Presidente del Foro Ermua ha venido publicando la tregua nunca ha sido tal sino tramoya y artificio detrás del cual la ETA pretendía ocultar su rearme y Zapatero su peculiar concepción de España o, por mejor decir, su falta de ella.

Rápidamente la peregrina idea de Zapatero de exigir "incondicionalidad" ha devenido doctrina oficial y shibboleth socialista. Hasta Marcelino Iglesias, uno de los menos preclaros representantes del socialismo, se ha permitido en un insólito arranque de facundia exigir a Gustavo Alcalde una unidad sin fisuras con el Gobierno Socialista.

El objetivo es bien claro. Cuando lleguen los atentados los socialistas "habran hecho todo lo que han podido" y la culpa recaerá lindamente sobre "la intransigencia de los populares". A Zapatero, dizque Profesor de Derecho Constitucional cabría hacerle la siguiente pregunta de Introducción al Derecho Político: ¿quién es responsable de los errores, el partido gobernante o el que está haciendo la oposición? Además, si uno se enroca en sus tesis y no dialoga, como ha hecho Zapatero, él es el responsable ante España, ante su partido y ante los populares. Y él debe asumir sus responsabilidades: la puerta está al alcance de su mano.

¿Debe ahora el PP olvidar la cacería contra él practicada en todos los niveles?. ¿Debe olvidar repentinamente el Pacto del Tinell? La ruptura de la tregua-trampa de ETA, esa en la que tan alegremente cayó Zapatero ¿debe convertirse en un nuevo rio Leteo en cuyas aguas oscuras para Góngora pero también fangosas según Dante debe beber Mariano Rajoy para perder toda memoria antes de proceder rozagante hacia la Moncloa para recibir instrucciones de Zapatero.

Pues si.

Para sorpresa, tal vez, de nuestros lectores en Aragón Liberal pensamos que Rajoy debe dar su apoyo a Zapatero.

Con condiciones....

Por ahora nada ha cambiado en la actitud zapaterina, como nada cambió tras los asesinatos de la T-4 como nada cambió después de cada una de las manifestaciones mediante las que millones de españoles expresaron al gobierno su rotunda intención de resisitir ante ETA. Nosotros estamos donde estábamos. Zapatero, por el contrario, ha visto sus planes desbaratados por la ETA.

Antes de solicitar el apoyo de los millones de españoles opuestos a la cesión y a la almoneda cuya representación política ha quedado casi exclusivamente en manos del PP Zapatero debe dejar claras ciertas cosas:

1- Denuncia expresa y rechazo futuro de cualquier pacto, conversación o acercamiento a ETA. La única conversación aceptable con ETA es la lectura de los cargos realizada por los Tribunales a los asesinos que vuelvan a detener la policía y la Guardia Civil cuando les dejen sus mandos políticos.

2- Denuncia explicita del Pacto del Tinell y de su espíritu. Rajoy no debería siquiera reunirse con quien en repetidas ocasiones ha dado muestras de querer eliminar al Partido Popular de la "normalidad política" en expresión cara a los voceros del socialismo.

3- Ilegalización inmediata de ANV. Es imprescindible evitar que ETA-Batasuna adquiera el poder, la legitimidad y el dinero, millones de euros de dinero público a los que tendrá acceso cuando ocupe las concejalias y alcaldías a las que Zapatero, perfectamente secundado por Conde Pumpido les ha permitido presentarse.

4- Renuncia a cualquier pacto con Nafarroa Bai en Navarra. Navarra seguirá siendo lo que la Constitución dice. Permitir el gobierno de la lista más votada, esto es de UPN en Navarra. Sería todavía mejor si se constituyera un gobierno de coalición UPN-PSOE.

5- Permitir sin obstrucciones políticas la acción de los Tribunales contra Otegi, Barrena y en general toda la cúpula de Batasuna-ETA.

6- Destitución inmediata de Cándido Conde Pumpido y del Fiscal Zaragoza. Dimisión del Ministro Bermejo.

Su visión excluyente le ha dado su "poder" y su "deshonra", su comprobada deslealtad al pacto antiterrorista con sus 25 conversaciones con ETA preparando el desembarco de una izquierda radical y beligerante les pone en el lado de los mentirosos. Exigirles que reconozcan su mentira y pongan por escrito sus compromisos como pide Rajoy es lo mínimo que se puede pedir a uno con el que se contrata a la fuerza y no hay confianza. La escritura pública puede llevarse a juicio.

La palabra de Zapatero no vale nada.