Wednesday, September 12, 2007

Histórico. Es una buena noticia el abaratamiento de los alimentos. 20/09/2006


Aunque tenga sus problemas en nuestro primer mundo, otros países podrán atender mejor sus necesidades, y así, quizá "no emigrar por hambre", aunque no evitaremos que "emigren por libertades". Pero, seguro, muchos países mejorarán.

Bajada de precios de los productos agrícolas

Según el estudio anual de perspectivas agrarias de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los precios de los productos agrícolas en el mercado mundial de alimentos bajarán en los próximos diez años, El informe sobre perspectivas agrícolas realizado este año se ha centrado en el estudio de la evolución en el mercado internacional de azúcar, cereal y oleaginoso, carne y productos lácteos.

En cuanto al azúcar, debido al aumento de producción mundial, un 23 por ciento más según las previsiones para los próximos diez años, hasta alcanzar los 1.140 millones de toneladas, apuntan una importante caída de la cotización.

La producción de cereales mantendrá un equilibrio entre oferta y demanda en los próximos diez años; la cosecha de trigo crecerá en torno al 13 por ciento en los próximos diez años y alcanzará 700 millones de toneladas. La OCDE prevé que los precios se mantengan estables.

En cuanto a la producción de oleaginosas también seguirá creciendo a un ritmo del 25% en los próximos diez años, sobre todo en los países en vías de desarrollo, aunque las previsiones apuntan que los precios continuarán firmes y estables debido al incremento de la demanda.

Con referencia a los productos cárnicos, se señala que la producción crecerá de forma exponencial, y ascenderá durante los próximos años hasta 204 millones de toneladas, mientras que la leche alcanzará 103 millones de toneladas en 2015, sobre todo en India y China, lo que supone un aumento anual del 1,5 por ciento.

El estudio indica que los precios de los productos cárnicos caerán hasta un 29 por ciento para la carne de vacuno, un 21 por ciento para la carne de ave y un 18 por ciento para la del porcino.

Por su parte, la tendencia en los precios de los productos lácteos indica que se sitúa a la alza en los próximos cinco años, debido al incremento de la demanda de países en vías de desarrollo, y a una disminución de las exportaciones desde la Unión Europea, aunque el precio del queso podría caer hasta un 10 por ciento.

El informe de la OCDE señala que las distintas políticas proteccionistas, así como el aumento de la población mundial y el incremento del precio del petróleo, son los principales causantes de este descenso en los precios de los productos agrícolas.

Ciertamente cuesta entender este punto, ya que si aumentan los inputs bajaran los precios, esperemos que no se cumplan, de lo contrario no quedarán agricultores.

El estudio indica que las incertidumbres que afectarán a las perspectivas agrarias en los próximos diez años vendrán motivadas por la modificación cerealística de China, la posible extensión de enfermedades animales a nivel mundial, el incremento de la demanda de biocarburantes y las distintas políticas agrarias.

Jesús Domingo Martínez