Friday, September 14, 2007

La rémora social en las empresas. 07/10/2006


Los socialistas tienen unas gafas deformantes de la realidad y alteran el sentido de todo lo que tocan. Corrompen a la familia, convierten a las empresas en ONG´s con la discriminación "positiva" por razón del sexo, llaman buenos a los asesinos...

Un gran amigo, empresario, me comentaba que los socialistas lo confunden todo o bien quieren alterar el orden natural de las cosas. Es claro su efecto pernicioso y corruptor cuando tocan la familia. Por mucho que nos duela, es evidente que el Gobierno Socialista en los temas de familia se comporta como una prostituta a la puerta de un colegio. Vende "amor libre", "sexo fácil", "aborto seguro", "cambio del uso natural del sexo", y es ese su programa en materia educativa. Pues la verdad no existe y es fruto del consenso. Y, la educación en las virtudes no es mas que una opción fundamentalista que atenta contra la paz social. ¿Seremos más pacíficos cuando seamos imprudentes, débiles, incontinentes e injustos?

Pero ahora les ha tocado la "transformación de la empresa" y la están convirtiendo en una ONG socialista. Su fin no es tanto la rentabilidad sino que cumpla los fines sociales que se ha marcado el gobierno. La ley de la paridad, el porcentaje de minusválidos y otras medidas son un signo de ello. Tengo que matizar. Estoy de acuerdo con el incentivo social para que en las empresas se desarrollen labores sociales, pero su primer objetivo es ser rentables, responder ante el accionariado. Con sueldos justos, jornadas razonables, cuidado del empleado (que no es una acción de asistencia social sino de respeto a la dignidad humana), la empresa debe ser competitiva, ganar dinero, hacer ganar dinero a los accionistas y mejorar los sueldos de los empleados. Otros fines no son propios de una empresa.

La ley de la paridad no es una ley social sino una tontería, porque la no discriminación, no es la elección de la mujer, sino del más capaz para el puesto. La no discriminación sin embargo sí es el cuidado de la mujer, como mujer, en la empresa. Y es un ser especial, amable, madre de los hijos. Y el papel de padre y madre no son equivalentes sino complementarios.

La mejor acción social de una empresa, dentro del respeto a la dignidad de sus trabajadores, es que sea la mejor, la más competitiva. Y ya se encargará el Estado de incentivar donativos desgravables para los fines sociales que se consideren prioritarios. Pero ¡por favor! no hundamos a las empresas convirtiéndolas en otra cosa, en una ONG socialista.

No comments: