Friday, September 14, 2007

Moros y cristianos en Jaca. 06/10/2006


Nuestra cultura se podría considerar transgresora con respecto a los parámetros de la "Alianza de Civilizaciones". No podría celebrarse ninguna victoria, ni en Jaca, ni tampoco la "cincomarzada" zaragozana, ni la reconquista de Huesca. Seamos serios.

En 1492, los Reyes Católicos consiguieron reconquistar Granada. En las ciudades del resto de Europa se multiplicaron las celebraciones y fiestas, que se alargaron durante días. Porque con este hecho, que acabó con siglos de luchas en España, se consiguió recuperar la Península Ibérica para los herederos de los visigodos. Europa se vio libre de una amenaza real de ser conquistada por el sur por los árabes. Así, también en España se inició la tradición de conmemorar esos hechos con la celebración de lo que denominan fiestas de moros y cristianos. Están popularizadas sobre todo por la zona de levante, pero también en otros lugares se dan. Los matices de unas fiestas a otras varían, haciendo hincapié en un hecho u otro según el pueblo. Pero lo común es que se trata de hechos históricos en la sustancia: el ganar una batalla o una guerra por parte de los cristianos. Al leer crónicas de la época, se comprueba que la vida era muy difícil para los cristianos que estaban en tierras del islam. La opresión era constante y agobiante muchas veces. Por eso, la guerra era una asunto de defensa de sus vidas propias además de querer recuperar sus tierras. De esa manera podemos entender muchas de las actuaciones de aquellos cristianos recios, que asumían el riesgo de la vida de una manera natural, pero que en la mayoría de las veces el perdón a los enemigos era lo que los distinguía.


En las actuales fiestas de moros y cristianos, debido a la eliminación en la manera de actuar de la trascendencia de la persona, ha dado lugar a que existan excesos y se haya perdido el sentido original de la fiesta. En mi pueblo por ejemplo se habla de "ir a matar al moro". Así, una vez se me acercaron unos marroquíes y me preguntaron con guasa "Qué, ¿a matar al morito?"


Como dato curioso, se da la circunstancia también que en mi pueblo hay moros que hacen de cristianos...

José Antonio Calvo

No comments: