Saturday, November 24, 2007

Conferencia de Jaime Mayor Oreja, por Javier Garcia

Aragón Liberal 24.11.2007.Conferencia de Jaime Mayor Oreja, por Javier Garcia


Jaime Mayor Oreja

Por: Colaborador

El jueves tuvo lugar en en Madrid, una magnífica conferencia de D. Jaime Mayor Oreja, eurodiputado y ex ministro del interior. La Hermandad Doncel en colaboración conjuntamente con el Club de Opinión fueron los organizadores de un acto para escuchar las reflexiones en voz alta del dirigente del Partido Popular.


El jueves tuvo lugar en el Hotel Convención, en Madrid, una magnífica conferencia de D. Jaime Mayor Oreja, eurodiputado y ex ministro del interior. La Hermandad Doncel en colaboración conjuntamente con el Club de Opinión fueron los organizadores de un acto abarrotado para escuchar las reflexiones en voz alta del dirigente democristiano del Partido Popular.

Durante casi una hora el político vasco estuvo disertando abiertamente acerca del tema del nacionalismo vasco, la banda asesina ETA y el actual Gobierno de Rodríguez. Posteriormente y con gran habilidad, junto con una dosis de humor admirable, Mayor Oreja estuvo respondiendo a todas las preguntas de un auditorio entusiasta que le hicieron durante cuarenta y cinco minutos.

El eurodiputado explicó que había España sufría dos tipos de ofensivas: la ofensiva laicista radical por parte del gobierno socialista, con un modelo de sociedad que definió como 'progre', sin valores, donde brilla por su ausencia el esfuerzo, y la ofensiva nacionalista, que comenzó, según el ex ministro, en 1997 con la reacción social por el vil asesinato de Miguel Ángel Blanco. Jaime Mayor denunció una UTE (Unión Temporal de Empresas) pero política entre ETA, el PNV, ERC y el Gobierno de Rodríguez Zapatero, todos los que se han sentado a negociar con la banda terrorista de izquierdas, a pesar de que el objetivo de la banda no ha variado, que es el derecho de autodeterminación o 'derecho unilateral de secesión', que matizó el ponente para los ingenuos. Mientras el Gobierno sigue 'debilitando a la sociedad' para 'seguir en el poder', los nacionalistas continúan su 'carrera de destrucción y de desvertebración de España', se quejó, caminando por la 'senda de Estella y Perpinán', es decir, una huida hacia delante hacia más nacionalismo. Su proyecto político, afirmó, 'es invariable', mientras que el PSOE esconde 'objetivos inconfesables' con estas formaciones, y por tanto, no le interesa cambiar la Ley Electoral.

Para los nacionalistas 'la autonomía les ha servido como trampolín a la independencia', espetó, y la Constitución Española ya no les sirve. 'El PSOE quiere desfigurar a la derecha' para pactar, dijo, y por eso 'no creo en el consenso', pues 'quieren la ruptura' y no el legado de la Transición. 'Estamos en la decadencia de un régimen', declaró.

Ya en el turno de preguntas, y en respuesta a la pregunta de un joven a propósito de la aplicación del Artículo 151 de la Constitución para que el Estado pueda reasumir algunas competencias cedidas a las Comunidades, Jaime Mayor explicó que 'el artículo necesita un desarrollo legislativo', algo que se 'debería de haber hecho ya', y que por eso no es partidario de ponerla en marcha.

Durante el coloquio surgió el tema de la educación manipulada en los territorios gobernados por el nacionalismo o en coalición con el socialismo. Mayor Oreja no le dio tanta importancia al hecho de la diferencia de contenidos en los libros de texto, y animó a los miembros del PP a 'provocar una reacción social' para cambiar el rumbo político de España.

El eurodiputado afirmó sin ambages que 'en el 2000 nació la peor izquierda', 'a causa de la mayoría absoluta' que obtuvo el Partido Popular. El PSOE no se había imaginado nunca una victoria del PP, y desde entonces tenemos en España una 'izquierda radical'.
En cuanto a la lucha antiterrorista, el señor Mayor Oreja manifestó que 'la clave no es la coordinación entre los cuerpos de seguridad del Estado y la Policía Autonómica vasca', sino 'tener información y trabajar junto a la Policía francesa', pues los asesinos etarras 'se refugian en Francia o incluso más lejos, en Bélgica'.

A continuación animó a los vascos no nacionalistas a superar el 'miedo reverencial al ambiente nacionalista dominante' y, recordando los consejos que le dio al respecto el político asesinado por ETA Gregorio Ordóñez, dijo que 'hay que atreverse a decir la verdad', 'cada uno debe aprender a vencer su miedo personal' y enfrentarse a los nacionalistas.

Respecto a los cambios de la Constitución, en respuesta a las cuestiones que con agudeza le preguntaban a Mayor Oreja, se atrevió a decir que 'en el PP hay gente que tiene miedo a ganar las elecciones'. En cuanto al distinto posicionamiento sobre algunos asuntos capitales que tiene el Partido Popular en su seno, el dirigente vasco advirtió que 'algunos buscando el centro tienen el riesgo de perder el norte'. 'Cuando tienes un proyecto', dijo, 'ocupas el centro' político.

El eurodiputado cree que 'España es una gran nación', y con un optimismo contagioso afirmó sin paliativos que 'tenemos nación para estar en el puesto de mando de la Unión Europea, pero hace falta creérselo', algo que no ocurre con el presidente del Gobierno actual, que dudó en las Cortes que España fuera una nación, algo que es 'discutido y discutible', dijo el vergonzante socialista. Que salga esta frase de boca del presidente del Gobierno español es demoledor para cualquier ciudadano de bien que sienta a España en su corazón.
Hubo intervinientes que le exigían al PP que tuviera un partido bisagra o una 'segunda marca' para poder aliarse en caso de nos sacar mayoría absoluta en las distintas elecciones, a lo que respondió Jaime Mayor contundente:'No creo en la estrategia de la 'segunda marca' ni en la fragmentación de los partidos, sino en la existencia de un gran partido', pues la 'Ley Electoral es implacable'.

Tras dos horas de exposición, se dio por concluido el acto con una ovación cerrada del público asistente. Después Jaime Mayor se quedó un buen rato firmando su libro 'Esta gran nación. Conversaciones de Jaime Mayor Oreja con César Alonso de los Ríos', que se vendía con profusión en una mesa a la entrada del salón de conferencias.

No comments: