Monday, June 25, 2007

Los “pequeños hermanos”: democracia espacial y fanta-ciencia liberal



Aragón Liberal (Enviado por: Santiago Tazón) , 25/06/07.- El espacio se democratiza y sorprendentemente esta democratización alcanza a la defensa y al espionaje.

Si el hombre no puede aspirar a no ser espiado...al menos debería aspirar a que todo el mundo pueda espiarle y no sólo los USA o los Rusos.

El espacio se democratiza a marchas forzadas y sorprendentemente esta democratización alcanza a la defensa y al espionaje (algo que ningún analista experto hubiese sospechado hace menos de una década)

Los internautas de todo el mundo disfrutamos encantados de Google Earth y su capacidad de ofrecer imágenes de casi todos los núcleos de población de la tierra, muchos con alta calidad. (Google Earth mantiene que en su base de datos se pueden observar un tercio de los tejados de todo el mundo) pero lo hacemos a una resolución todavía muy inferior a la que la tecnología actual permite.

La imagen utilizada para reconocimiento militar y servicios de inteligencia exige una resolución muchísimo más alta (imagen sub-métrica) además de precisar que sea actualizada o en tiempo real.

No hace demasiado tiempo la tecnología de obtener tales imágenes de altísima resolución cubriendo la superficie del globo era sólo cosa de dos.

Tanto los EE.UU. como Rusia trataron de que este duopolio en el campo de la inteligencia se mantuviese durante el máximo tiempo posible, pero todo tiene un límite y las fronteras tecnológicas son las más fáciles de cruzar.

Tanto Israel como Corea del Sur tienen hoy en día capacidades espaciales de generación de imágenes a dicho nivel de alta resolución cubriendo todo el globo por medio de satélites EO situados en LEO (satélites con sensores electro-ópticos en baja órbita terrestre) que además usan fuerzas de inercia para ahorrar combustible y obtienen su energía de placas solares por lo que una vez tienen los sistemas funcionando el coste “de uso” resulta mínimo, lo caro es la amortización.

Otros países, sin contar aún con imagen sub-métrica, están desarrollando proyectos para lograrlo en breve: Japón, Turquía, Emiratos Arabes Unidos, India y por supuesto la Unión Europea.

Para el que no pueda acceder a su propio sistema, está la opción del alquiler.

Image Sat International , una compañía registrada en las Antillas holandesas y con oficinas en Chipre se encarga de vender la capacidad de obtener imágenes de los satélites de observación israelíes.

Cualquier pequeña república bananera puede conseguir imágenes precisas de las bases aéreas de China (por poner un ejemplo) por un módico precio.

Hasta aquí los hechos. Ahora, en clave de fanta-ciencia liberal:

Huyendo de la pesadilla del nuevo Gran Hermano personalizado hoy en día en las redes de tipo Echelon que nos espían todo y a todos por el bien del imperio... si el hombre no puede aspirar a no ser espiado, si no puede evitar que siempre haya alguien que pueda leer sus e-mails y controlar las key-words que busca...al menos debería aspirar a que todo el mundo pueda espiarle y no sólo los USA o los Rusos.

El hombre será libre cuando la matrícula de su coche pueda estar siendo fotografiada por satélites alquilados por San Marino o Papua Nueva Guinea y –todavía más- cuando los hackers consigan interferir y captar esas señales todos podremos espiarnos a todos.

No me importará que un satélite me espíe mientras pueda recibir esas imágenes en mi móvil.

Los “pequeños hermanos” quizás no impedirán pero al menos eclipsarán 1984

No comments: