Tuesday, December 11, 2007

Verdad democrática: Mentira histórica

Foro Aragón Liberal  11.12.2007. Verdad democrática: Mentira histórica

Me cuentan que en Castellón, varias personas han decidido instituirse en cicerones de la población, y en particular de la Concatedral ante el hecho constatado de que cicerones profesionales encargados de mostrar la misma a los visitantes, no dudan en mentir miserablemente sobre la historia de la primera iglesia de la ciudad.


Me cuentan que en Castellón, varias personas han decidido instituirse en cicerones de la población, y en particular de la Concatedral ante el hecho constatado de que cicerones profesionales encargados de mostrar la misma a los visitantes, no dudan en mentir miserablemente sobre la historia de la primera iglesia de la ciudad.

Es el hecho que los mentados cicerones, supuestamente pagados por las administraciones públicas, a la sazón del PP, engañan a los visitantes, reescribiendo la historia con el único fin de favorecer la imagen de la democracia, que en esto, tampoco tiene que ver con la verdad.

Estos cicerones informan que la Iglesia de Santa María fue totalmente destruida en 1936 por efecto de un bombardeo de la aviación nacional Ésta es la memoria histérica de la democracia.

La verdad histórica, como no podía ser menos, es bien distinta, y sucedió como sigue:

En 1931, fue declarado monumento histórico artístico nacional, dada su gran belleza. En 1936, como tantos otros templos en España, sufrió el vandalismo de las hordas democráticas, que primero lo incendiaron y destruyeron todo el arte que albergaba, y luego, tras acuerdo del pleno municipal con el voto contrario de un concejal (que como consecuencia fue asesinado), lo desmontaron con el fin de utilizar sus piedras para la construcción del matadero.

Esa es la verdad histórica sobre la Iglesia de Santa María, hoy Concatedral de Castellón. Lo demás, mentira democrática que tiene un gran porvenir en el vacío cerebro que las leyes democráticas han dejado en las nuevas generaciones.

Cesáreo Jarabo

No comments: