Friday, January 4, 2008

El número de abortos en Aragón casi se ha duplicado en una década

4.1.2008. En Aragón Liberal

Durante el 2006 se registraron 2.970 abortos frente a las 1.637 de 1996, una cifra estremecedora, que va en aumento.




Tristemente son cada vez más los embarazos que acaban en aborto. Los datos hechos públicos ayer por el Ministerio de Sanidad revelan que esta práctica se ha duplicado en una década y se ha elevado un 8,2% % del 2005 al 2006. Siendo más precisos, el número de abortos en Aragón se ha incrementado un 81,4% en diez años. Durante el 2006 se registraron 2.970 abortos, frente a los 1.637 de 1996. Y es que la cifra de interrupciones del embarazo ha ido aumentando progresivamente desde que se aprobó este procedimiento en 1987 (durante ese primer año solo se registraron 223 casos).

La estadística recopilada por el departamento que dirige Bernat Soria demuestra que sigue fallando la formación sobre salud reproductiva entre adolescentes y que, en general, los procedimientos de control de embarazos no han calado suficientemente. La tasa de abortos por cada 100.000 mujeres de entre 15 y 44 años ascendió en Aragón en el 2006 a 10,46, una cifra prácticamente igual a la media nacional (10,62). Atendiendo a esta tasa, la comunidad se sitúa en el quinto puesto con más número de abortos. La primera es Madrid (14,18), seguida de Baleares (14), Cataluña (13,57), Murcia (13,10) y la comunidad aragonesa. En el otro lado de la balanza, las regiones con menor tasa de abortos fueron Ceuta y Melilla (2,66), Galicia (4,40) y Cantabria (4,68).

Los datos de Sanidad revelan un perfil ya conocido de la mujer que aborta: menor de 30 años, sin estudios superiores ni hijos a su cargo, soltera y asalariada en una empresa. Los datos no revelan sin embargo una realidad que han constatado de forma extraoficial los implicados en el proceso: el incremento de la población inmigrante ha provocado que las cifras de interrupciones del embarazo no paren de crecer.

La mayor parte de las mujeres a las que se les practicó un aborto en Aragón tenía entre 20 y 29 años, franja de edad que acumula la mitad de los casos. Uno de los datos más preocupantes es que 12 de las féminas que abortaron tenían menos de 15 años y 342 no llegaban a los 20. A tenor de las cifras Margarita Delgado, demógrafa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), advirtió ayer de que más de la mitad de las menores que se quedan embarazadas detiene la gestación. ¿Culpable?: La deficiente educación sexual en los colegios desde la preadolescencia. "Las campañas de Sanidad están muy bien, pero hace falta más labor pedagógica sobre los métodos anticonceptivos y salud reproductiva para que cale la conciencia de riesgo", advirtió Delgado.

La experta llamó la atención sobre la trayectoria alcista más novedosa que se registra entre los 25 a los 39 años. A la espera de análisis más precisos, Delgado apuntó el elevado número de inmigrantes en este segmento de la población. Sin embargo, no se sabrá de forma oficial hasta el 2008, ya que se comenzó a preguntar la nacionalidad a las mujeres que abortan en el 2007. Y este dato es fundamental para saber hacia dónde enfocar el las políticas de prevención.
Las estadísticas también revelan que está aumentado la tasa de repetición de abortos. En más de la mitad de los casos (1.507), las mujeres solo habían cursado el primer ciclo educativo, mientras que las que pasaron por la facultad eran las menos (200). También en más de 50% de los abortos, las mujeres que demandaron esta práctica no tenían más hijos. En una veintena de los casos, la interrupción se practicó a personas con cinco o más hijos.

Otro de los datos que más preocupan a las Administraciones sanitarias, que se esfuerzan permanentemente en que el aborto no se considere como una opción anticonceptiva, es el número de abortos anteriores. Los números son reveladores y es que 923 mujeres (el 31%) habían abortado con anterioridad. En este conjunto se engloban casos realmente sangrantes: un total de 39 féminas habían interrumpido su embarazo en cinco ocasiones o más, 21 habían abortado cuatro veces, 73 en tres ocasiones, 209 lo habían hecho ya dos veces antes y 579, una. "Como ocurría en los países del Este, el aborto no puede ser un método anticonceptivo más", abunda la demógrafa del CSIC, quien insiste en que no se puede estigmatizar a la población inmigrante y advirtió de otro dato llamativo: el 61,24% de las que detienen su embarazo son asalariadas, un 15% está en paro y más de la mitad ya tenían un hijo.
El incremento del número de abortos pone de manifiesto también el fallo o no utilización de métodos anticonceptivos. Según las estadísticas, el 75% de las mujeres que se sometieron a este procedimiento no habían acudido previamente a informarse a un centro de planificación familiar.

No comments: