Sunday, February 10, 2008

En Democracia está prohibido criticar al Gobierno, según parece.

8.2.2008. En www.aragonliberal.es



El Presidente está crispado. No tolera que la Iglesia ponga en duda sus mensajes éticos. Entre éticas, prefiero la de la Iglesia, es más tolerante.

Por: Federico Rodríguez

Ayer, en declaraciones a Luis del Olmo, un Zapatero crispado dejó claro que las amenazas de Pepiño Blanco a la Iglesia continuan. El delito: hablar y opinar sobre algunas leyes del Gobierno.

14 comentarios


En Democracia está prohibido criticar al Gobierno, según parece.


Ayer, en declaraciones a Luis del Olmo, un Zapatero crispado dejó claro que las amenazas de Pepiño Blanco a la Iglesia continuan. El delito: hablar y opinar sobre algunas leyes del Gobierno.


En entrevista a Luis del Olmo, que recoge Hispanidad, Zapatero se reafirma en lo dicho por Pepiño, mantiene el pulso particular del PSOE con la Iglesia. Su programa de ideologízación es más importante que el económico. No me extrañaría, cercano al 9 de marzo una medida estilo Rubalcaba, como la magnificación de algún desencuentro con la Iglesia, un cierre preventivo de la COPE, un escándalo sexual de algún pobre clérigo, una declaración de un grupo especial de "cristianos por el socialismo".


Lo que es claro que Zapatero no rectifica, ni permite discrepar. No admite que la Iglesia diga que se pone en riesgo la democracia con algunas leyes de este Gobierno. ¿Por qué? Ahora los Obispos resulta que son representantes de otro Estado e infieren en la política del extranjero. ¿Son Obispos españoles? ¿Los cristianos españoles son extranjeros? Curioso y claro su alegato, típico de un trasnochado siglo XIX: "Las reglas van a cambiar algo, después de dialogar a fondo y de explicarles que hay cosas que en la relación entre dos estados, las relaciones tiene que tener unos parámetros de respeto. Yo pido el respeto que tienen ellos".


Los Obispos ¿deben callar al hablar con sus fieles del daño que se está inferiendo a la familia, a la vida, al respeto y dignidad del ser humano desde su concepción, a la libertad de elegir los idearios y los centros educativos?


Por una parte nos ampara la Constitución, aunque algunos afirman que para el equipo actual de Gobierno es tan elástica que es "papel mojado". Pero por otra cabe pensar que cuando no se respeta la vida de un ser humano, de un embrión, de un feto de días, semanas o meses... no se respetan los derechos de ese ser y se daña a la democracia.


Una ley que defina al embrión como pre-embrión, que defina los fetos como restos sanitarios... no cambia la realidad ontológica de que ahí hay un ser humano vivo, o un cadaver provocado. Una ley que equipare cualquier tipo de relación humana e inculque esos criterios a los niños violenta sus conciencias y la libertad de los padres.


El problema está en que Zp está crispado, está convencido de su particular teoría de que "no hay ni verdad ni bien", de que el Estado, que es él y sus amigos, tiene el poder absoluto para definir lo que está bien y lo que se tiene que pensar.


Si puedo opinar o pensar, creo que esos planteamientos no son muy democráticos.


¿Y si, con un poco de humildad, nuestro presidente renunciara a gobernar conciencias y se dedicase a cuidar nuestro bienestar y arreglar sus propios dedaguisados?

No comments: