Thursday, April 24, 2008

Agua, el recurso más escaso

23.4.2008.

 


Por: José María Moncasi de Alvear

"Aragón tiene sed y nosotros también". Era uno de los lemas que recuerdo se gritaban a viva voz aquel 23 de abril de 1978. Hoy se cumplen treinta años de aquella manifestación popular y política a favor de la autonomía de Aragón. Un éxito rotundo.

0 comentarios


Agua, el recurso más escaso 

"Aragón tiene sed y nosotros también". Era uno de los lemas que recuerdo se gritaban a viva voz aquel 23 de abril de 1978. Hoy se cumplen treinta años de aquella manifestación popular y política a favor de la autonomía de Aragón. Un éxito rotundo. Ciento veinticinco mil voces corearon ese grito. Ahí se encontraron gentes de muy diversa procedencia ideológica. Incluso aquellos que ahora son socios de gobierno. La política hace extraños compañeros de cama. Groucho Marx definía esta convivencia como matrimonio. A lo del pacto PAR y PSOE en Aragón lo llamo matrimonio pero de conveniencia.     

El agua. Despierta pasiones y es motivo de guerras y conflictos. Cuando llueve miro al cielo y doy gracias. También vuelvo mi mirada a Madrid. Y es que nuestro bien más escaso debe de convertirse en un asunto de Estado, fruto de una reflexión seria, sosegada y sin prisas que ya sabemos que son malas consejeras. Nuestros políticos, que hacen de lo suyo un espectáculo, deben de ponerse de acuerdo. Dialogar, contrastar puntos de vista e informes técnicos, sopesar y consensuar. Es propio de sociedades desarrolladas y de personas que gestionan lo público buscando, siempre, el interés general y no la cosecha inmediata de votos. Es importante mantener las mismas actitudes en un territorio que en otro, en el gobierno que en la oposición. 

Aquí en Aragón, Iglesias – el presidente, se ha revelado contra la disciplina de partido no haciendo suya la versión institucional del gobierno y reiterando su frontal oposición al trasvase o transferencia de aguas a Barcelona por muy 'mini', 'provisional' y de 'emergencia' que sea. Coherente el de Bonasa y no Rodríguez Zapatero que el asunto del agua le ha supuesto el primer marrón de la legislatura.  

A Zapatero el agua le está granjeando oposición dentro de sus filas, aunque el de León – siempre tan calculador – debería de haberlo previsto. El PSOE aragonés nunca ha estado dispuesto a ceder un ápice en lo relativo al trasvase. Ya ha anunciado que no tolerará este cambio de la política hidrológica de su partido. El agua y su campaña antitrasvase le supuso miles de votos. Ahora, callarse le restaría credibilidad. Por esto da la razón al de Murcia y Valencia. Aduce cómo 'bastante lógica' la reacción de sus dos homólogos. Iglesias tiene puesta su mirada en la Expo. A ver cuanto le dura. 

El futuro de este recurso depende del buen uso que se haga desde lo público y lo privado y cómo se gestione. Siempre he pensado que los trasvases no son de izquierdas ni de derechas. Son oportunos o no, necesarios o no. Depende de razonamientos técnicos, de coste, medioambientales o de oportunidad. Mencionar la palabra trasvase era, hasta hace muy poco, una palabra maldita en Aragón.  

Ahora, uno de los ideólogos de la nueva cultura del agua y referente intelectual en la lucha contra el proyecto cuando lo impulsaba el PP, apoya el proyecto de transferencia de caudales a Barcelona. Es un trasvase, querido profesor Arrojo. Se justifica ahora aduciendo "dada la situación de emergencia" que vive Barcelona. Compara usted este trasvase con una transfusión de sangre. "A nadie le sobra sangre, pero en una situación excepcional damos sangre. Una transfusión de emergencia es distinta que un trasvase sistemática". Está bien su reflexión pero su comparación no es la más acertada. Ya veo que para usted el mensaje es lo importante, es el medio. Mc Luhan.  
  

Por mis venas corre sangre andaluza y aragonesa. Contrastes. La sequía por doble partido. Mis veranos en Sevilla. Tan sólo dos años, de pequeño, son los que pasé en la capital hispalense. Tendría siete años. Entonces, sufríamos las restricciones de agua. Los pantanos andaban secos y el agua del Guadalquivir sufría, claro, uno de aquellos calores de estío. El agua bajaba escasa. Hoy, "Aragón sigue teniendo sed y nosotros también". Sepan ustedes que la Expo nació de la sociedad civil y no de los políticos. Los primeros apostamos por el agua y el desarrollo sostenible. Ahora toca a los de lo público – gobierno y oposición - que hagan algo, que se mojen de una vez.

 

No comments: