Wednesday, April 9, 2008

¿Eutanasia? No gracias

Leo en Aceprensa una noticia muy muy interesante, de esas que salen de la vida misma, porque están encarnadas en una persona. Es el sentido común más aplastante.

Se tata de una médico que es especialista en oncología, y que ha estado a favor de la eutanasia hasta que ella misma ha caído enferma. Dice que la vida merece la pena en todo momento, y que la gente que habla de aplicar la eutanasia no sabe lo que dice, porque no se ven las cosas de la misma manera estando sano que enfermo.

Es lo que todos ya sabíamos, se juega con los sentimientos, porque los enfermos terminales están muy condicionados por los mismos. Lógico, porque los tratamientos suelen ser dolorosos y largos. Pero también comenta la doctora que los cuidados paliativos son cuidados para la persona, y que si un paciente le pidiera la muerte y ella accediera, no habría cumplido con su deber de médico.

2 comments:

Santiago Chiva de Agustín said...

La eutanasia es un tema muy pantanoso. Se habla de legalización de la eutanasia para casos límite. Pero en Holanda, donde lleva legalizada años, no es así; se va haciendo habitual y va calando la mentalidad de que si estás enfermo lo mejor -para todos- es pedir la eutanasia, en detrimento de los cuidados paliativos

Preguntar a un enfermo si desea pedir la eutanasia es ponerle ante un dilema y ya tiene consecuencias en él. Si pide la Eutanasia, se le quita la vida y acaba el dolor, claro. Pero ¿y si pidiera medicina paliativa? Algunos dirán, con tono comprensivo, que no pasaría nada, todo sigue como siempre, se le cuida hasta que muera. Pero no. Ya nada es como antes. Si elige seguir viviendo, siempre tendrá que explicar por qué ha optado por una solución que supone más sacrificios a sus cuidadores, más dinero al Estado por gastos de la Ley de Dependencia y gastos sanitarios. El mismo personal sanitario que le cuida es el que le hubiera quitado la vida. Y como el enfermo no ha querido, hay que seguir cuidandole. Y total, para seguir sufriendo. Y los familiares, que quizá le sugirieron la eutanasia, son los que deben seguir viniendo a verle no se sabe cuantos meses o años más. Y quitando tiempo de dedicación a los niños, y con la hipoteca que les agobia, y en vacaciones, a ver que pasa... Los médicos o los familiares, no va a decir así las cosas, claro. Pero no somos tontos y sabemos cuando algo que hemos decidido no ha caído bien o resulta un engorro.

Encima, el Estado es parte interesada. Aunque los políticos se indignen, saben perfectamente que cuanta más eutanasia, más millones de euros para otros gastos sanitarios. Cuestan mucho menos dinero los trámites de defunción que un día más de cuidados paliativos. Para un contable sin prejuicios morales la mejor solución está bien clara: animar a pedir la eutanasia a todos. Sin embargo, nuestros mayores y nuestros enfermos, que con su vida han colaborado a hacer un mundo más humano, se merecen la mejor solución aunque cueste más. Si alguien quiere tener más reflexiones de interés sobre este tema en la etiqueta “EUTANASIA”: http://opinionciudadano.blogspot.com/ se encontrará unas cuantas

Gracias por ofrecerme la opción de opinar,

Santiago

cartapacio.liberal said...

Gracias por tu opinión. Aparecerá en el periódico principal: www.aragonliberal.es

Federico