Monday, July 14, 2008

¿Crisis? Gastemos más.

11.7.2008.

en www.aragonliberal.es


Por: Ángel Martin Oro

Marcelino Iglesias, en una reunión con Javier Solana del 9 de julio, ha transmitido con claridad cuáles son sus ideas sobre la crisis actual. Obviamente, está errado.

1 comentarios


Marcelino Iglesias, en una reunión con Javier Solana del 9 de julio, ha transmitido con claridad cuáles son sus ideas sobre la crisis actual. Obviamente, está errado.

 

En esta ocasión dijo que los ingresos de las administraciones serán menores, debido al menor crecimiento, pero que no nos pongamos nerviosos, que seguirán gastando a buen ritmo, y que recurrirán a la deuda pública. Es decir, que para compensar los menores ingresos, se endeudarán. Porque eso de gastar menos y ajustarse el cinturón en una coyuntura de crisis parece impensable para los políticos, que recordemos, obtienen sus ingresos extrayendo riqueza del sector privado, de todos los ciudadanos, ya sea en el presente (subiendo impuestos) o en el futuro (a través de deuda pública).

 

Parece la típica solución recomendada por los keynesianos, aquellos herederos de las enseñanzas del economista británico John Maynard Keynes, que en la época de la Gran Depresión americana de los años 30 recomendó aumentar el gasto público, especialmente a través de infraestructuras, para reducir el desempleo y salir de la crisis. Parece la panacea, si uno no lo para a pensar dos veces, pero en realidad EEUU no salió de la crisis (que había sido producida por un excesivo intervencionismo) gracias a la obra pública, sino que lo hizo una vez acabada la Segunda Guerra Mundial, cuando empezó a eliminarse y reducirse el altísimo grado de planificación económica en el país.

 

Sin embargo, la obra y el gasto público parecen seguir siendo las soluciones mágicas para esta crisis. Y no podrían estar más equivocados, ya que lo que se necesita no es más gasto (ni por parte del estado ni de los ciudadanos), sino más ahorro. El problema actual y real de nuestra economía, como ha comentado una y otra vez el Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana, es la gran montaña de deuda existente, de la cual una parte no baladí podría resultar impagada debido a las crecientes dificultades financieras que están experimentando los ciudadanos. Por esto es por lo que la medida más sensata a efectuar desde el poder político no es endeudarse, sino reducir significativamente el gasto público para así permitir mayores recursos económicos con los que financiar las deudas existentes.

 

En conclusión, la solución no pasa por incrementar el tamaño del estado haciendo más obra pública o gasto social, sino reduciendo las cargas que el estado impone sobre los ciudadanos.

No comments: