Monday, March 8, 2010

El Archivo de la Corona de Aragón ¿El poder del más fuerte?

6.3.2010.

 


Por: Claudio Mañes /en Aragón Liberal

Hace muchos años, emigrante, por motivos laborales, en la ciudad de Barcelona, ya eran noticia los problemas que los catalanes planteaban sobre nuestro Aragón. Incluso en los años del franquismo, las instituciones catalanas atentaban directamente contra nuestra región.

1 comentarios

Como aragonés fuera de su tierra, en tierra extraña, seguía con atención los temas que me recordaban nuestra cuna. Por ello seguía el debate que en los periódicos catalanes tenían alguna presencia de Aragón, como era la ubicación, en Barcelona, del Archivo de la Corona de Aragón.

Cuentan que los reyes aragoneses preferían vivir en Barcelona, o en los antiguos territorios, hoy italianos, de la corona de Aragón, porque los habitantes de estas ciudades planteaban menos problemas a la autoridad real que los aragoneses viejos. Parece que los reyes de la Corona de Aragón, consideraban a los habitantes del antiguo Reino de Aragón como personas hoscas y desagradables. Seguramente las consideraban así porque les poníamos ante la dura realidad: los ciudadanos de Aragón éramos personas libres, conocedores de nuestros derechos, que de manera habitual y siempre que se coronaba un nuevo Rey o éste nos pedía dinero, se le recordaba nuestra libertad, nuestros derechos consuetudinarios. Pues bien, a los Reyes parece que esto les molestaba, por lo que su residencia en Barcelona era más gratificante, diríamos que el "clima" era más suave.

Una consecuencia de ello es que, al residir más habitualmente en aquella Ciudad, encontraron lógico establecer en ella una sede permanente de su archivo personal, porque ésta es la realidad: durante la Edad Media el archivo del Reino era el archivo personal de los reyes de Aragón. Y durante aquellos siglos, y aún después, el archivo recogió todo lo relacionado con el Reino de Aragón (por cierto, no la corona Catalano-Aragonesa, como siempre insisten los habitantes de nuestro antiguo principado de Cataluña).

Pues bien, allí están los documentos de nuestros Reyes de Aragón. Y de allí no se moverán, nos pongamos como nos pongamos.

Retomo, ahora, la polémica que había en mis años de presencia en Barcelona. Consistía ésta en que el Archivo de la Corona de Aragón es un Archivo Nacional (de toda España). Su dirección correspondía a un funcionario de los cuerpos de Archiveros y Bibliotecarios de España. Así era y es en todos los archivos nacionales, pero no en el de Barcelona. Y esto se hacía así de una manera sibilina: director que nombraba Madrid, director que no vivía un momento tranquilo hasta que pedía el traslado.

Este tema está de actualidad, por que hace algunos días, la ministra de Cultura del Reino de España, ante una propuesta del Partido Popular de Zaragoza, impedía que el Patronato constituido se reúna. No lo olvidéis, no se reunirá nunca. Esto es seguro. El actual gobierno, se dio mucha prisa en romper el archivo de Salamanca, pero el del Reino de Aragón, seguirá en poder, exclusivo, de los catalanes.

 

En el Estatuto de Cataluña, se me da la razón al ciento por ciento. ¿Premonición? Seguramente no, tan solo conocimiento de la historia más reciente.

Hay que explicar un poco tamaño atentado contra Aragón, entendiendo como tal no solo el ámbito de la actual Comunidad Autónoma de Aragón, sino al conjunto del Reino de Aragón, pues tal era la realidad histórica, legal y geográfica. Efectivamente era la corona de "Los Aragón" apellido de nuestros reyes medievales. En ningún caso fue la coalición Catalano-Aragonesa, como de manera apabullante por su persistencia nos citan, y de paso nos insultan, todos los que escriben desde el ámbito de la actual Comunidad Autónoma de Cataluña.

En el texto del estatuto se hace una distinción curiosa entre el archivo real y el Archivo de la Corona de Aragón. El primero queda enteramente en poder de la Comunidad Autónoma de Cataluña, en exclusiva, incorporado a su sistema museístico y archivístico. El segundo será regido por un patronato, en el que, también, participara Cataluña, será aquel que según el estatuto en discusión tratará de los asuntos de interés común a todos los territorios de la Corona de Aragón.

Dicho en lenguaje llano, en el que todos nos podemos entender: Lo mío, solo para mí, lo de todos los demás, a repartir.

Por mucho que quieran explicarnos, esta es la realidad. ¡¡Y aún una diputada zaragozana del PSOE dice que es beneficioso para los Aragoneses!! Debe ser porque el texto original que los nacionalistas catalanes querían conseguir es que TODO el archivo del Reino de Argón fuera propiedad exclusiva de la Comunidad Autónoma de Cataluña. Entre no tener nada, como se pretendía, y poder opinar, algo pero poco, parece que esto es más beneficioso, al menos para el PSOE aragonés.

Lo terrible es que nuestros rectores del Gobierno de Aragón traguen. Desde hace mas de cincuenta años, los responsables de la política catalana no han consentido, nunca, que el resto de los territorios opináramos sobre el Archivo de la Corona de Aragón. Antes incluso de que llegara la democracia, todos los problemas y trabas se ponían delante de Aragón (y de Valencia, Baleares, Sicilia, etc.) para que, en la practica, no pudieran constituirse los órganos de control, patronato, dirección, etc.

"Es, en definitiva, un nuevo acto de fuerza, el fuerte se queda con lo que quiere y el débil traga bilis. Lo terrible es que nuestros rectores del Gobierno de Aragón traguen."

Vistos estos antecedentes, le extraña a alguien que no quieran devolver los bienes de las parroquias aragonesas, llamadas "de la franja", ojo, término impuesto por los imperialistas catalanes, que los aragoneses, papanatas, aceptamos y que señala el territorio aragonés que los catalanes consideran como propio. A mí no me extraña. Ya conocía esta actitud hace cuarenta años.

¿Se cumplirán las peores perspectivas?, todo indica que sí.

No comments: