Monday, June 7, 2010

Salud Pública ya ha activado el Plan de acciones preventivas contra los efectos del exceso de temperaturas

7.6.2010.

 


 

Desde el 1 de junio y hasta el 15 de septiembre, el Departamento de Salud y Consumo mantendrá activado el Plan de Acciones Preventivas contra los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud, de acuerdo con los protocolos previstos por el Ministerio de Sanidad y Política Social.

El plan se basa en un sistema de alertas que se establece a partir de la información facilitada diariamente por la Agencia Estatal de Meteorología, con arreglo a las predicciones de temperaturas máximas y mínimas para los cinco días siguientes, y comprende medidas de información general a la población, y de coordinación de los servicios sanitarios y sociales.
 
De esta forma, el nivel de alerta 0 (color verde) indica que está previsto que en los cinco días siguientes, ningún día superará el umbral de temperaturas medias habituales; el nivel de alerta 1 (color amarillo) se activa cuando hay una previsión de temperaturas superiores a la media durante 1 a 2 días; el nivel 3 (naranja) cuando el exceso de temperaturas se prolongue de 3 a 4 días, y el nivel 4 (rojo) cuando la persistencia de temperaturas más altas de lo habitual se mantenga durante los 5 días siguientes.
 
El umbral de alerta está determinado por las series históricas de temperaturas máximas y mínimas diarias en las capitales durante el verano. Estos umbrales serán los de de 36 grados centígrados de máxima en Huesca, 35 en Teruel y 37 en Zaragoza, y mínimas de  20 grados en Huesca y Teruel, y 21 en Zaragoza.
 
Los grupos de mayor riesgo ante el exceso de calor son los formados por los mayores de 65 años y los menores de 5 (especialmente los bebés), las personas que realizan actividades de mucho esfuerzo físico, las afectadas por patologías previas relacionadas con el corazón o la obesidad y quienes toman determinados medicamentos. Asimismo, las personas en situación de exclusión social, las discapacitadas, los ancianos que viven solos y los dependientes de los cuidados de otras personas.
 
Como consejos generales para los días de mucho calor, se recomienda bajar las persianas y cerrar ventanas en las horas más calurosas, tomar baños de agua fría, la ingestión abundante de agua, llevar ropa ligera, no beber alcohol y no exponerse al sol en las horas punta, además de buscar las zonas de sombra siempre que sea posible. Asimismo, se recuerda prestar especial atención a los ancianos y niños, que son los más susceptibles de sufrir deshidratación, por lo que es importante controlar el agua que beben y no abusar del uso de los ventiladores porque también son un elemento causante de deshidratación.
 
Los calambres, la irritación de la piel, el agotamiento y una temperatura corporal elevada son los primeros síntomas del exceso de calor, que pueden llegar a ser graves si esa temperatura corporal es ya muy elevada, dolor de cabeza, vómitos y pérdida de consciencia. En estos casos se debe solicitar siempre asistencia médica.
 
 
Verano de 2009


En la evaluación del Plan durante el pasado verano se  puso de manifiesto un aumento de las temperaturas en Zaragoza, Huesca y Teruel, que fueron superiores a la media de los últimos 14 años. Entre el 1 de junio y el 30 de septiembre de 2009, la alerta por altas temperaturas se activó en la provincia Zaragoza un día en junio, once en julio y tres en agosto. En Huesca se activó un día en julio. Y en Teruel no hubo necesidad de ponerla en marcha.
 
El informe indica que las urgencias hospitalarias estuvieron dentro de lo esperado. En este periodo se atendieron 19 urgencias como consecuencia de patologías derivadas del calor. De ellas, 11 fueron atendidas en Zaragoza, cuatro en Calatayud y otras cuatro en Alcañiz.  Del total de los casos, ocho precisaron ingreso hospitalario en la ciudad de Zaragoza. El estudio también señala que durante el verano no se produjeron fallecimientos directamente relacionados con las altas temperaturas.   
 
La evolución de la mortalidad general entre los mayores de 65 años permaneció dentro de lo esperado en Teruel y Zaragoza. En la ciudad de Huesca se produjo un incremento de la mortalidad en mayores de 65 tomando en comparación el mismo periodo de otros años,  durante las semanas centrales de agosto, coincidiendo con los días más calurosos.

No comments: