Wednesday, November 3, 2010

Las empresas aragonesas desconfían de una pronta recuperación económica

Las empresas confirman una leve mejoría de la situación dentro de la gravedad aunque siguen sin expectativas positivas, según el Indicador de Confianza de la Cámara de Comercio de Zaragoza

Indicador de Confianza Empresarial:

Las exportaciones confirman su mejora en los primeros meses del año 2010, mientras las dificultades de financiación aún afectan a un tercio de las empresas


La confianza de las empresas de Aragón en una pronta recuperación económica sigue en términos negativos, pese a dibujarse una ligera tendencia positiva al analizar los últimos seis trimestres. Por lo tanto, el tejido empresarial aragonés aún no ve clara la mejora de la economía tras haber tocado suelo en los primeros meses de 2009. Así se desprende del Indicador de Confianza Empresarial (ICE) de la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza y que recoge cada trimestre la opinión de unas 400 empresas de la comunidad sobre los resultados y perspectivas de la economía regional. En esta ocasión, son los primeros resultados tras el incremento del IVA producido el 1 de julio (del 16% al 18% en el tipo general y del 7% al 8% en el reducido).

En términos médicos, podría decirse que tenemos unas décimas menos de fiebre dentro de la gravedad. La Cámara de Comercio de Zaragoza considera que el ICE demuestra que las distintas Administraciones "deberían ser muy prudentes a la hora de implementar nuevas políticas fiscales restrictivas, que lesionen aún más a las debilitadas empresas aragonesas". La economía aragonesa ya no va a peor y se ha estabilizado, pero la confianza empresarial sigue en negativo, pese a arrojar en el tercer trimestre de 2010 el mejor dato desde enero de 2009. Lo mejor sigue siendo el impulso a las exportaciones y que se atisba el final del ajuste en la industria.

El ICE del tercer trimestre se sitúa en -20,9, continuando en la sutil línea al alza de los anteriores trimestres: la serie negativa es 26,7 / 22,9 / 25,6 / 22,1 / 25,2 / y 20,9. La composición del indicador muestra cómo las expectativas ante el último trimestre de 2010 son menos negativas (-19,0) que los resultados del periodo entre junio y septiembre (-22,9). El valor del indicador de confianza oscila entre +100 y -100; los valores positivos señalan avances en la actividad y los negativos, retrocesos.

El indicador de confianza cameral analiza los siguientes parámetros:

Cifra de negocio. El 53,2% de las empresas cree que ha disminuido en el tercer trimestre, pero se estabiliza y el 53,4% la mantendrá durante el próximo periodo.


Precios de venta. Para la mayoría, más del 80%, seguirán al mismo nivel en el periodo entre octubre y diciembre, una vez absorbido el aumento del IVA.


Exportaciones. Más del 20% de las empresas aragonesas ha aumentado sus ventas al exterior, una de las principales salidas a la crisis, y un 55% se mantiene.


Empleo. El grueso del ajuste laboral se ha realizado ya, aunque todavía un 15% de las empresas prevé recortes en sus plantillas en el próximo trimestre.


Inversión. Aumenta muy poco a poco y sólo el 4,5% prevé invertir hasta finales del ejercicio actual. Es un síntoma de la desconfianza en la evolución económica.


Factores limitadores de la actividad. Sobresale la debilidad de la demanda (82,1%), seguida de lejos de las dificultades de financiación (29,4%, aunque supera el 30% en el caso de la industria y la construcción).

No comments: